Medición no invasiva de la fibrosis hepática: elastografía. Experiencia en 1200 estudios

Authors: Mariana Kucharczyk, Joaquín Solari, Fernando Losada López (1), Lorena Savluk, Carlos Tarzián, Ricardo García Mónaco



Objetivo. Presentar nuestra experiencia sobre 1200
elastografías transicionales hepáticas y correlacionar
los resultados con las distintas etiologías y la biopsia
hepática.

Materiales y Métodos. Se realizó un estudio retrospectivo
con los pacientes que se efectuaron elastografía
transicional (ET) en el período 08/2009 - 04/2011, registrándose
las variables clínicas e histológicas. Se calculó
el índice de masa corporal (IMC) en todos los casos.
Consideramos válidos los estudios con una tasa de
éxito (SR) > 60% y una variación intercuartil (IQR)
< 30%. Se evaluó el grado de acuerdo entre la ET y la
histología, y se comparó el número y muestreo de las
biopsias con un período previo.
Resultados. Se evaluaron 1200 estudios. Etiologías:
infección por virus de hepatitis C (HCV) 40%, enfermedad
hepática por grasa no asociada a alcohol
(NAFLD) 20,8%, infección por virus de hepatitis B
(HBV) 10,7%, colestasis 9,1% y otras 19,4%. Se detectó
fibrosis significativa (F > 2) en el 32,3% de HCV, 32,1%
de HBV, 31,5% de NAFLD y 33,4% de colestasis. En 154
de los 1200 pacientes se constató un IMC > 28 kg/m2,
sin embargo en 121 de ellos el estudio fue exitoso. En
34 pacientes no obtuvimos resultados válidos: en 33
por un IMC > 28 kg/m2 más cinturón graso tóracoabdominal
> 2,5 cm. Tuvieron biopsia simultánea
(diferencia < 6 meses) 388 pacientes con un acuerdo
del 77%. Constatamos un descenso del 30% en la realización
de biopsias hepáticas difusas en pacientes con
HCV, comparando el período 01/2008 - 08/2009 con el
comprendido entre 09/2009 - 04/2011. En 21 pacientes
trasplantados con HCV el grado de acuerdo fue del
90,4%, y del 100% con medición del gradiente y ET.
Conclusión. Obtuvimos resultados similares a la literatura
mundial. Observamos excelente correlación con
la biopsia en pacientes con HCV trasplantados. La
principal limitación fue el cinturón graso tóraco-abdominal
> 2,5 cm. El número creciente de estudios y descenso
de las biopsias hepáticas difusas reflejan su progresiva
incorporación en el algoritmo diagnóstico de
hepatopatías crónicas.